Archivado para la Categoría ◊ Rutas del queso ◊

Autor:
• Sábado, 28 Septiembre 2013

Bra es una pequeña ciudad italiana  cercana a Turin que alberga cada dos años el Festival del Queso propiciado por Slow Food. Deambular por sus calles es el sueño de todo quesero y entrar en el pabellón (el Sancta Sanctorum de todo buen amante del queso) es como penetrar en el jardín de las maravillas.

Los afortunados visitantes pueden recorrer la coqueta ciudad y degustar verdaderas joyas gastronómicas entre los aproximadamente doscientos puestos callejeros, además de saciar los sentidos en el Salón del Gusto con puestos de vinos, talleres, expositores de productos gastronómicos y sobre todo queso, mucho queso…

Como el ratón que se ve abocado ante el aroma de un buen queso, así llega a la bella ciudad del Piamonte Amador Sánchez, quesero de pro y viajero incansable en busca de placeres artesanos de todas las partes del mundo.

Lo que mueve a Amador, y con él al equipo de La Rinconada del Queso, a Bra es la filosofía que promueve la muestra: dar a  conocer  a los pequeños productores de quesos tradicionales en riesgo de desaparición, poner en valor sus terruños recuperando antiguos oficios y técnicas de elaboración y salvar de la extinción a razas autóctonas que de otra forma quedarían extinguidas.

La variedad de lo expuesto abarca desde África al Norte de Europa, pasando por el Mediterráneo…

Exóticos quesos etíopes de leche de camella se codean con sus primos lejanos de Bulgaria, Turquía, Rumania y Macedonia, alagados por la hospitalidad de sus anfitriones italianos (…como estaban los sicilianos) y sus vecinos montañeses franceses y suizos.

Alguna de estas joyas ,seleccionadas por Amador, podremos degustarlas durante nuestra próxima cata titulada Quesos de la Commonwealth maridadas con vinos, panes y confituras.

Si estas interesado ponte en contacto con nosotros en la propia tienda, vía correo electrónico o en el teléfono 976393608.

La cata se celebrará el jueves 17 de octubre a las 20:30 h. en la Taberna d´Aragón.

Para ver más fotos visita nuestra galería fotográfica.
Autor:
• Domingo, 1 Abril 2012

Si fuéramos vacas, y para más señas lecheras, seguramente pensaríamos que Suiza es el paraíso vaquero por antonomasia: montañas, verdes prados, educados granjeros suizos y por supuesto grandes quesos.

En el mundo de los quesos los suizos aportan tradición artesana ancestral y garantía de trazabilidad que permite tener controlado cada queso en cualquier momento de su producción y distribución en cualquier lugar del mundo.

Los quesos que no nos podemos perder en nuestra escapada suiza son el Gruyère, el delicioso Tête de Moine, Emmental, L´Appenzeller, Le Vacherin Mont-d´Or y el algo menos conocido Sbrinz.

El original Tête de Moine podemos encontrarlo en el cantón de Berna, en una antigua abadía de Bellelayen (ahora museo quesero) en los Montes Jura, donde cuenta la leyenda que los monjes (s XII) raspaban hábilmente la superficie del queso con un cuchillo para que no se notara que lo habían comenzado. En la actualidad ha quedado la tradición de hacer deliciosos flores de queso raspando la superficie con una girolle.
Ya en el cantón de Freiburg, entre lagos y montañas,tampoco podemos perdernos Gruyère, cuna del afamado queso del mismo nombre, donde además de probar este rico manjar, no podria faltar en nuestra mesa una tradicional fundue que podéis encontrar en http://www.swissworld.org

Receta clásica

Para esta especialidad se necesita un servicio de fondue: una cacerola para fondue con mango — el denominado caquelón—, un soporte y el réchaud o quemador con llama regulable.

Machacar un diente de ajo con un tenedor y untar la cazuela con el ajo machacado.

  • 3 decilitros de vino blanco seco
  • 3 cucharaditas de harina de maíz

Añadir, disolver y poner a cocer.

  • 400 gramos de queso Vacherin friburgués
  • 400 gramos de queso Gruyere rallado

Añadir poco a poco y cocer a fuego lento. Revolver la masa hasta que se funda.

Añadir pimienta y kirsch según propias preferencias.

Cuando la masa de queso esté suficientemente sólida, se puede poner el caquelón encima del quemador.

Mantener el fuego a una temperatura constante. Pinchar los trozos de pan con el tenedor, sumergirlos en la fondue, revolverlos lentamente y quitarlos para comerlos. Hay que revolver bien los trozos de pan en la fondue para que el queso no se queme en el fondo de la cazuela.

Como la comida es bastante difícil de digerir se presta el consumo de vino blanco o te.

¡Ojo, el que pierde su trocito de pan en la fondue es sancionado! Los castigos suelen ser bastante leves, no existen reglas fijas. Muy en sintonía con la tradición federal de los suizos, las sanciones suelen ser acordados democráticamente antes de servir la fondue.

 

Si tenéis previsto visitar suiza no olvidéis visitar

http://www.myswitzerland.com/es/inicio.html

Autor:
• Miércoles, 31 Agosto 2011

Vermont es uno de los estados que conforman los Estados Unidos, situados en la zona conocida como Nueva Inglaterra. Su nombre deriva de vert mont, que en francés significa “monte verde”.

Siguiendo la Ruta interestatal 91 New York-Vermont llegamos al paraíso de los queseros norteamericanos que basa su economía en la manufactura y venta de productos artesanales entre los que destacan lácteos como la mantequilla y los quesos que mantienen los máximos estándares de calidad equiparables a los que exige el Ministerio de Agricultura francés.


Al llegar a Vermont lo que destaca a nuestra vista es un mar verde salpicado por medio centenar de queserías.

Al sur, Vermont Shepherd es una granja con un rebaño de ovejas y vacas que desde 1993 elaboran quesos estacionales curados de oveja durante el verano y mezcla durante el invierno. Cerca de allí, Spring Brook Farm estabula 40 vacas jersey que elabora quesos de tradición alpina. Un poco más al norte, Hannah y Greg decidieron cuando eran muy jóvenes, en el año 2.000, montar Blue Ledge Farm con 75 cabras y dos años más tarde empezaron a hacer queso de cabra tipo Crottin y tipo Gouda. Jasper Hill es una pequeña granja de vacas Ayrsire que elabora un excepcional queso azul, pero también han hecho unas cuevas donde maduran quesos otros muchos queseros artesanos. Cerca ya de Canada, Shelburne Farms es una granja desde 1886 que elabora Cheddar artesanal desde 1990. Es Monumento Histórico Nacional y esta situado en un lugar paradisiaco y en ella se celebra el festival anual de quesos de Vermont donde todas las queserías, junto con otros productos, muestran sus productos artesanos ante cientos de aficionados. Este concurso es organizado por el Vermont Cheese Council, asociación formada por los propios queseros de la zona.

SI QUIERES VER MÁS FOTOGRAFÍAS DE LA RUTA DEL QUESO EN USA VISITA NUESTRA GALERÍA FOTOGRÁFICA